leer en voz alta

Los científicos han creado enjambres de robots submarinos que funcionan de manera muy similar a los bancos de peces. Los robots autónomos interactúan e intercambian información, aprendiendo de experiencias pasadas y su entorno. Técnicamente, esto es un desafío porque los robots deben poder comunicarse entre sí no solo en condiciones de laboratorio sino también en un entorno natural. Debido a que los robots se usan bajo el agua, su entorno siempre está en movimiento y los sonidos pueden interferir con la comunicación.

Finalmente, los enjambres robóticos se utilizarán para estudiar y explorar ecosistemas y observarlos durante un período de tiempo más largo. Los investigadores han grabado las diversas demostraciones colectivas de experimentos en videos.

Puede encontrar más información sobre el proyecto de investigación, así como videos en la página de inicio del proyecto.

Foto: anuncio de COCORO

© science.de
Recomendado La Elección Del Editor