En lugar de átomos, las nanopartículas individuales están unidas entre sí en las nuevas nanopartículas. Imagen: Ciencia
Lea en voz alta Los científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en Cambridge han desarrollado un método para hacer largas cadenas de nanopartículas metálicas. Las partículas adyacentes están unidas por cadenas moleculares cortas unidas a los polos de las partículas. Los investigadores creen que tales cadenas pueden usarse, entre otras cosas, para mejorar las propiedades mecánicas de los anteojos. El truco del método concebido por Francesco Stellacci y sus colegas es formar dos polos opuestos en la superficie de pequeñas fracciones de una micra de pequeñas partículas de oro. Para lograr esto, las partículas se revistieron con una capa molecular de una molécula orgánica. Las cadenas moleculares se unieron a los átomos de oro en forma densamente compactada por medio de puentes de azufre.

Los investigadores pudieron demostrar que de esta manera se formaron dos sitios de defectos en polos opuestos de las partículas, en los que no se podían fijar moléculas. Según Stellacci, esto es una consecuencia necesaria de la topología de una disposición apretada de largas cadenas moleculares en una superficie esférica.

Las partículas de oro recubiertas se parecían así a moléculas químicas con exactamente dos sitios de unión cada una. De hecho, los investigadores lograron combinar las partículas de oro en cadenas mediante moléculas de puente corto en una reacción química adicional: las piezas de conexión podrían encajar con precisión en los defectos en los polos de las partículas.

Según Stellacci, la formación de la cadena corresponde a la reacción de polimerización en la formación de plásticos a partir de moléculas de monómero individuales. La cadena de oro más larga producida por los investigadores contenía alrededor de 50, 000 cuentas individuales. Los científicos ahora quieren aumentar la longitud de estas cadenas, llamadas "nanoplásticos", en varios órdenes de magnitud y luego incorporarlas en materiales como los vidrios. El objetivo es establecer de esta manera sus propiedades mecánicas, eléctricas y ópticas como se desee. visualización

Gretchen DeVries (MIT) y otros: Science, Vol. 315, p. 348 Stefan Maier

© science.de

Recomendado La Elección Del Editor