Lectura en voz alta Aunque el texto del Libro de la Vida ahora se conoce al decodificar el genoma humano, nadie puede leerlo por completo. La razón de esto es la llamada epigenética: las moléculas de cambio, las proteínas y otras sustancias de señal de la célula determinan si los genes se activan o desactivan y cuándo. Estos cambios epigenéticos controlan la carcinogénesis, causan problemas en la terapia con células madre y la clonación, y determinan qué rasgos son heredados del padre y de la madre. El estudio de los fenómenos epigenéticos está todavía en pañales, pero ya responde muchas preguntas importantes. La decodificación del genoma humano hace dos años llevó la euforia de la ingeniería genética a un clímax. Los medicamentos hechos a medida parecían estar al alcance y la terapia génica prometía curación para casi todas las enfermedades. Sin embargo, para su disgusto, los científicos pronto descubrieron que el orden de las letras en los genes, el libro de la vida, pertenece a la maravilla de la vida. ¿Cómo puede ser, por ejemplo, que gemelos idénticos, que son genéticamente idénticos hasta el último detalle, a menudo se vean tan diferentes? ¿Por qué las células comienzan a dividirse repentinamente una y otra vez sin que se detecte una mutación, un cambio en la secuencia del gen?

La respuesta proviene de un campo de investigación que realmente no se ha tomado en serio durante mucho tiempo: la epigenética. Esta rama de la ciencia no estudia la secuencia u organización de los genes, sino cómo, cuándo y por qué se activan o desactivan. Aunque la epigenética no es una ciencia completamente nueva, los investigadores solo conocen a sus protagonistas desde hace unos años. Directamente en el evento, es decir, en el ADN, pequeños grupos de interruptores químicos aseguran el formato en el libro de la vida: pueden cambiar capítulos genéticos enteros para que ya no sean legibles, pueden aumentar el tamaño de la fuente en otros capítulos y así enfatizarlos, e incluso pueden generar nueva información al referirse a capítulos más distantes.

En qué capítulos se cambia cómo, determinar las histonas, un grupo de moléculas de proteínas que empaquetan el ADN en el núcleo. Primero hacen que el material genético sea accesible para las enzimas y otras proteínas. Una tarea igualmente importante pertenece a los parientes cortos de ADN, los llamados ARN pequeños. Tienen una función de señalización y pueden provocar la unión de grupos de conmutación al ADN. "En algunos organismos se ha demostrado que estos pequeños ARN constituyen un nuevo 'sistema inmunitario' y pueden apagar, por ejemplo, genes derivados de virus que han ingresado a la célula como parásitos", explica el profesor Wolfgang Nellen del Departamento de Genética de la Universidad de Kassel a ddp,

A lo largo de nuestras vidas, los cambios epigenéticos permiten que las células respondan a los cambios e influencias ambientales sin tener que cambiar el ADN en sí. Sin embargo, esta adaptación no siempre es beneficiosa para el cuerpo: muchos cánceres surgen, por ejemplo, al cerrar epigenéticamente genes para enzimas reparadoras importantes o mecanismos de protección. visualización

Según Nellen, los cambios epigenéticos en el ADN también son cada vez más culpables de los problemas asociados con la terapia con células madre y la clonación de animales superiores. Por ejemplo, una gran proporción de embriones clonados no se desarrollan en absoluto, y casi todos los animales supervivientes tienen enfermedades significativamente más graves que sus contrapartes criadas convencionalmente. Una de las principales razones de esto es probablemente una programación epigenética "adulta" del genoma que impide o impide el desarrollo normal de los animales clonados.

El profesor Nellen describe la epigenética como una ciencia en auge: "Entre otras cosas, esto se ilustra mediante el establecimiento de un programa fundamental financiado por el DFG el año pasado, en el que los investigadores trabajan juntos para estudiar fenómenos epigenéticos en una variedad de organismos". Además de la genética humana especialmente la ingeniería genética verde y varios organismos modelo como la mosca de la fruta Drosophila son de interés. La reunión de la Sociedad Alemana de Genética del 26 al 29 de septiembre en Kassel también está dedicada a la epigenética. El co-iniciador Nellen espera reunir tantos aspectos como sea posible en esta conferencia.

Para describir la totalidad de todos los cambios epigenéticos en un organismo, los científicos ya están hablando del "código epigenético", un término destinado a recordar el famoso código genético. La decodificación de este código es actualmente uno de los mayores desafíos de la ciencia, pero probablemente hay mucho potencial en casi ningún otro campo de investigación.

Ilka Lehnen-Beyel

© science.de

Recomendado La Elección Del Editor